Excursión a Huete 2014 - Club TR Register España

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Galerías > Año 2014

La sección cultural de la Asociación Española de Clásicos Deportivos, en colaboración con el Club TR Register de España, tenía programado para el 26 de abril una excursión a Toledo y sus exposiciones del IV Centenario de El Greco. Pero un Ayuntamiento de Toledo que no dio ninguna facilidad para aparcar nuestros clásicos como mínimamente se merecen, junto con una organización del evento que, suponemos que desbordada en visitantes, solo daba como alternativa para sacar entradas soportar interminables colas, obligaron a cambiar de planes. Así que nuestro road-leader, Manuel Charri, nos preparó en un abrir y cerrar de ojos otro plan incluso más apetecible, sin muchedumbres, sin colas, ni Ayuntamientos insensibles a la manifestación cultural que supone una reunión de clásicos.
 
Veinte coches de gran calidad se reunieron para iniciar la ruta en el Area 77 de la A3. Sorprendieron en esta ocasión los Triumph, que fueron mayoría juntando ocho unidades magníficas. Pero los Facel Vega, Jaguar XK, Porsche, Lancia Integrale, Pagoda, el Alfa Romeo GTV 2000 de competición de Manuel Charri, etc. no dejaban de brillar en un día primaveral, pero algo nublado y bastante fresco.

Tras un desayuno, con las pilas cargadas, todos el marcha para dirigirnos a tierras de Huete (la  Opta romana), por donde pasaba una vía romana desde la cercana Segóbriga a Soncontia (Segovia) y otra vía hacia Valeria. Nuestra primera etapa sería en Bodegas Calzadilla ya en plena Alcarria conquense. Calzadilla era una vía secundaria que partiría de Huete a unos yacimientos de yeso muy apreciados por los romanos, cuya importancia haría surgir en los alrededores ciudades como Segóbriga, Valeria y Ercávica. Calzadilla es hoy una bodega interesantísima, a 1000 metros de altura, un proyecto único de vino de calidad, natural, realizado con esmero y paciencia con métodos tradicionales por Francisco Uribes y su mujer, Celia Madero. Francisco explicó con pasión y orgullo lo que ha sido el proyecto de su vida, hasta alcanzar el punto supremo: La cata. Disfrutamos de unos vinos distintos, puros, que gustaron a todos.

La etapa siguiente sería Huete, una ciudad de claro origen romano llena de historia, imposible de resumir aquí, que te deja sorprendido por la cantidad de iglesias, ermitas, museos, palacios y casas nobles. Desgraciadamente no había tiempo suficiente para todo, hubo que elegir y nos fuimos a visitar su monumento principal. El monasterio e iglesia de Nuestra Señora de la Merced, donde quedaron bien aparcados los coches. Un edifico enorme con trescientas sesenta y cinco ventanas y balcones, uno por cada día del año, que alberga un museo etnográfico lleno numerosas piezas entrañables que a todos nos recordaron nuestra niñez, así como un museo de de objetos litúrgicos con piezas de grandísima calidad. Fue una lástima tener que dejar las otras siete iglesias, cuatro museos y ocho casa palacio sin poder visitar.

Con el tiempo ya pisándonos los talones, salimos pitando hacia la tercera etapa; la Hospedería Casas de Lujan, en Saelices. Esta es una finca del siglo XVI, un verdadero oasis por su vegetación, que perteneció a la reina Isabel II y que ha sido totalmente rehabilitada como hotel y restaurante. Allí nos esperaba un suculento almuerzo típico manchego que fue un buen colofón para este II Rally Turístico Ciudad de Tarancón.

Todo fue perfecto para haber sido una organización rápidamente improvisada. Pero nos quedó claro que Huete merece mucho más tiempo. ¿Qué mejor motivo para volver? JUAN JORDANO

 
Copyright 2015. All rights reserved.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal