Restauración Triumph TR3A TS/74239L (VI) - Club TR Register España

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Restauraciones > TR3A TS/74239L

Pues ya no ha quedado más remedio que meterse a fondo en la restauración del chasis y, en definitiva, realizar lo que en el mundo de la aeronáutica se denomina "la gran parada", es decir, revisar hasta el último tornillo del coche y sustituir todo aquello que haga falta.

¿Por qué?

Como ya he adelantado en otra sección de esta página, el coche tenía un problema en el chasis que se ha ido agudizando con el paso de los años. Parece ser que cuando se trajo a España allá por los años ochenta y se le hizo la que he llamado "la primera restauración", se reparó un golpe en el costado derecho que afectó severamente al chasis.


Las fotos siguientes nos darán una buena muestra de ello.

Un problema en el chasis


Pues una vez desmontado el coche hemos podido comprobar que el problema es mucho mayor de lo que parecía en un principio. Si nos fijamos en la parte izquierda de la foto, es decir, en la torreta derecha del chasis y en la viga transversal del mismo, podemos comprobar varias cosas. En primer lugar, que la torreta derecha está ligeramente torcida hacia el centro del chasis y que, al mismo tiempo, está girada sobre su eje. Además, la viga transversal tiene una importante arruga justo donde se une con la torreta y en la parte exterior de la misma debajo de la base del motor. Parece que recibió un fuerte impacto. En la foto siguiente podemos ver con detalle esos aspectos pues los he marcado con programa de edición de fotografía. Como vemos, las líneas dibujadas sobre el chasis deberían cortarse en la bisectriz del mismo, cuando realmente están completamente desplazadas. Las dos arrugas del chasis nos muestran un serio golpe que, además, no parece tener solución, salvo la sustitución completa del chasis.









En esta foto tomada desde debajo del coche y justo detrás de la rueda delantera derecha, podemos comprobar algo mucho más peligroso aún que las dos arrugas. Vemos que la viga que soporta la torreta derecha tiene dos importantes fisuras. Una en la parte interior y en sentido longitudinal hacia arriba y otra en la parte inferior y en sentido transversal. Para reforzar la torreta se ha fijado a la misma una plancha de acero de tres milímetros de espesor mediante seis tornillos. Sobre esta placa de acero se sustenta el bloque del motor.






Otra vista del antiguo chasis ya casi desmontado. Es una pena!

En las cuatro fotos siguientes podemos apreciar con detalle la gravedad de los daños del chasis. El soporte de la carrocería y de uno de los brazos de la suspensión aparece claramente rajado. El pilar central de la torreta está completamente abollado y torsionado.

HAY QUE SUSTITUIR COMPLETAMENTE EL CHASIS







El motor ha sido cuidadosamente sacado de su sitio y colocado sobre un cajon de madera para que el cárter no soporte el peso del mismo. En primer plano podemos ver la caja de cambios con el overdrive. Luego comentaremos algo sobre ellos.





Se ha tenido que desmontar la aleta delantera derecha pues aparte de tener una forma muy abombada, que denota una mala reparación, tenía una soldadura defectuosa por la que se filtraba el agua. Esa filtración discurría hasta el interior del coche. Además, no habían pintado el espacio entre la aleta y el cuerpo de la carrocería, con el consiguiente deterioro en las partes de unión como consecuencia de la humedad.






Ya se ha colocado la nueva aleta con el perfil adecuado y se ha pintado el espacio de conjunción de ambas piezas.







Se han saneado los bajos y se han tenido que soldar dos piezas de chapa, una en cada lado. Además se ha dado una imprimación protectora previa a la pintura.







Una vez saneados los bajos y pintados, se ha procedido a dar una imprimación a base de brea que va a proteger los bajos en los próximos años.







En la foto podemos ver el tratamiento que se ha dado a todos los bajos del coche y su resultado final.





Aquí podemos un efecto del desastroso estado del chasis. Estas dos piezas pertenecen a la suspensión delantera. Deberían ser completamente simétricas y sin embargo podemos comprobar que el tramo inferior de la pieza que corresponde a la suspensión derecha (a la izquierda de la fotografía) está sensiblemente deformado. Esto ha servido para compensar la posición de la rueda. Sin lugar a dudas una chapuza peligrosa.








Bueno, pues ya empezamos a montar el nuevo chasis. Los primeros elementos de la suspensión ya han sido colocados. Hemos elegido una caída positiva de tres grados para dar algo más de estabilidad al coche en las curvas.








Ya está completamente montada la suspensión, los frenos y la nueva dirección. Se ha decidido cambiar el sistema original por uno nuevo de cremallera, mucho más seguro y fiable. Ello ha supuesto la sustitución del ventilador original por un electroventilador colocado en la parte frontal de radiador y el cambio de poleas.






Aquí vemos mucho mejor el nuevo sistema de dirección.







Suspensiones delanteras y traseras ya finalizadas así como la instalación completa de frenos.









Visión desde atrás del nuevo chasis con las suspensiones y el motor y caja de cambios en su sitio. También se ha montado el overdrive. Falta por montar la transmisión. Se ha sustituído el embrague completo.








Igual que la fortografía anterior pero visto desde la parte delantera. Podemos apreciar que ya no está el ventilador original y que se han sustituído las poleas.






Para el montaje de las suspensiones delanteras hemos elegido casquillos especiales que nos van a garantizar mayor seguridad y fiabilidad. Y libres de engrase!







Ya se ha montado la carrocería sobre el chasis. En la foto apreciamos que el eje trasero ha sido también reparado. Se le han cambiado los rodamientos, el piñón de ataque y la corona. Adiós a los bufidos.








Vista frontal del coche. Se aprecia perfectamente la nueva dirección de cremallera, las poleas para correa estrecha y la falta del ventilador. Aún no se ha montado ni la admisión con los carburadores ni el escape.






En esta foto vemos ya instalados los colectores de admisión y escape y los carburadores. Se ha sustituído la antigua dinamo por un altrenador de 34 amperios y se ha cambiado la polaridad del vehículo que era positivo a chasis.








Radiador en su sitio y nuevo electroventilador en la parte frontal sustituyendo al antiguo ventilador accionado por el cigüeñal.







El motor está casi terminado. Ya se ha cambiado la tapa de balancines por una de aluminio que deja pasar mucho menos ruido.





Cada vez va quedando menos! Empiezan las pruebas de motor y carretera.






Arrancó a la primera !!!

 
Copyright 2015. All rights reserved.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal