Restauración Triumph TR3 TS/13957L - Club TR Register España

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Restauraciones



Todas las historias de procesos de restauración tienen sus emociones, problemas, tensiones y demás. La de mi TR3 conjuga además mucho de sentimientos y desesperación.

El TS 13957L es un TR3 fabricado en Noviembre de 1956 para la exportación a EE.UU. y matriculado en Pennsylvania el 1 de enero de 1957, siendo importado a España desde Carolina del Norte. Se trata de uno de los primeros TR3 con discos de freno delantero y culata “High port” que le daba una potencia superior a los 100 cv por primera vez en un deportivo de este tipo. Aparte de esto, según el British Motor Heritage Trust era de color wedgewood blue (correspondiente en efecto a los coches modelo 57) , tapicería gris y adición de las opciones de columna de dirección regulable, calefactor y ruedas de radios.



Después de una azarosa vida, tal y como se desprende del estado en el que se compró, incluidas posibles inundaciones, chasis partido y remendado, llantas de chapa, color rojo no original y tapicería negra. Fue importado en 2002 por Retrosport de Azuqueca de Henares con intención de prepararlo para competición según comentaron. Mi padre dio con él y lo compró en el estado que veis en las fotos por 12000 euros en Septiembre de 2003. El proyecto de restauración iba a ser llevado a cabo por él mismo en toda la parte mecánica, dejando a Retrosport la tarea de restaurar el chasis, la carrocería y su consiguiente pintura. Desgraciadamente, mi padre fallece en Marzo de 2004 con la promesa por mi parte, de terminar el coche y tenerlo en usufructo hasta que lo hereden sus nietos … Ante esa tarea, anímicamente dura, comencé a poner en orden el galimatías que me había dejado. Ahí comenzaron los problemas.



Decidí encargar la tarea de restauración total a Retrosport partiendo de lo que mi padre había terminado (parte del motor, eje trasero, suspensiones, cromados…) En poco tiempo tuvieron listo lo que en su momento se les pidió, es decir chasis y carrocería que no se pintó para esperar a tener toda la mecánica. A partir de ese momento todo se ralentiza… para ser exactos se paraliza, ya que se aducía que esa restauración no estaba programada de antemano. Tras mucho tiempo y paciencia llegamos a principios del 2006 (casi 2 años parado) cuando Retrosport “cede” el taller a un tercero llamado Classic Auto que en teoría iba restaurar mi coche con urgencia y preferencia. Van haciendo cositas muy poco a poco y cobrando religiosamente a medida en que se requería. En primavera de 2007 ya había indicios muy claros de que esa empresa no iba por buen camino y decidí llevarme el coche como estaba junto con todos los recambios.


El coche en aquel momento “parecía” estar tal y como se ve en las fotos; carrocería y chasis montados y se comenzaba a montar instalación eléctrica, etc. Pero no era así, todo estaba superpuesto para dar el pego, ni siquiera estaba fijada la carrocería al chasis.

Cuando me lo llevé, se lo pasé a un “amigo de confianza”. ¡Dios mío qué error!. Tuve que volver a pagar un montón de recambios que teóricamente habían desaparecido, (hasta un juego completo de weather set, tonneau y capota) y vuelta a pagar religiosamente. El coche parecía que avanzaba lentamente, a un ritmo penoso. Comienzo a tener problemas de falta de localización de mi “amigo” y sus operarios, nuevos retrasos e incertidumbres. Mientras tanto, casualidades de la vida este amigo llega a un acuerdo con el propietario de Retrosport para hacerse con el taller y los operarios que Classic Auto había abandonado. Parecía que podríamos respirar algo tranquilos.


El coche vuelve a donde originalmente se empezó pero aquello dura 3 meses… Se hacen cargo los mecánicos originales de Retrosport…. A partir de ese momento sí comienza a marchar la cosa. Jose baptista, el cabeza del nuevo “Maestro Clásico” partiendo de las instalaciones de Retrosport se toma en serio la tarea y poco a poco y tras casi de tener que desmontar el coche entero por la cantidad de errores cometidos en el montaje y tener que volver a pagar otro montón repetido de recambios, llegamos al final de la restauración. Durante las pruebas hubo que cambiar algunas de las cosas que en su momento se repararon y no se sustituyeron. Pero afortunadamente el coche, tras Casi 7 años de restauración está rodando fiablemente. El coste de la restauración , incluyendo la matriculación histórica y las grandes cantidades de recambios desaparecidos se acerca a los 70.000 euros. Seguramente soy el único propietario de un TR3 que vale lo mismo que un E Type restaurado a buen nivel.

Como se observa, he mantenido el coche a las especificaciones originales, tanto en color como en mecánica exceptuando la presencia de un electro ventilador, radiador de aceite y volante Motolita ante la imposibilidad de conseguir un volante en plástico para columna ajustable. Ciertamente ahora es muy agradable de conducir, empuja muy bien y te hace sentir diferente del resto de conductores. Os puedo dar montones de detalles más, no dudéis de contactar conmigo si tenéis curiosidad al email tr3@ono.com

Saludos a todos.

Eduardo Martínez.

 
Copyright 2015. All rights reserved.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal